Menú de categorías

| Abr 27, 2012 | Periodista del Barrio

Un vecino bastante bulloso

Los comerciantes de la carrera 33 entre calles 51 y 52 ya no sabemos qué hacer los sábados en la tarde para vender y al mismo tiempo estar pendientes de que no se altere el orden público.

Desde hace varias semanas funciona en esta zona un ‘club’ como se hacen llamar ahora las famosas ‘chiquitecas’ y que sirven de escondite para que muchos menores hagan cosas que a su edad no deberían.

La problemática va desde las 2:30 hasta las 7:30 p. m. En este lapso no podemos hacer bien nuestro trabajo porque hemos visto a muchachos armados con cuchillos es una zona comercial y el sábado tuvieron que cerrar.

En una ocasión atracaron a un señor a la salida, situación que nos afecta directamente.

Sería bueno que la Administración Municipal hiciera algo al respecto frente a esta problemática que más que inquietar a los comerciantes, es un problema social de jóvenes en drogas y niñas ofreciéndose como prostitutas.

 

Nota de la redacción

Gente de Cabecera intentó en retiradas ocasiones conocer la versión de la Secretaría de Gobierno de Bucaramanga, sin embargo, al cierre de esta edición aún no se conocía un pronunciamiento oficial de parte de la entidad.