Menú de páginas
TwitterRssFacebook
Menú de categorías

| jun 14, 2013 | En estas calles

La Selección mueve la economía del sector

A reventar estuvo el bar Dash en la calle 52 con carrera 34.

A reventar estuvo el bar Dash en la calle 52 con carrera 34. (Fotos César Flórez)

El encuentro estaba programado para las 3 p. m. y dos horas antes la congestión vial se empezó a notar en las calles del sector. Pitos, trancones y motos aceleradas aumentaron… casi siempre acompañados de una camiseta amarilla.

Este es parte del ambiente que vivió en la ciudad minutos previos al pitazo que indicó el martes 11 de junio el inicio del partido entre Colombia y Perú.

Pese a este agite en las calles hay otras dos caras que resultan más amables: la de la alegría desbordante de los hinchas que olvidando que era un día normal entre semana y en horario laboral acudieron a sus establecimientos comerciales de costumbre a ver el partido… y la de quienes vieron en este tipo de eventualidades una oportunidad económica.

Gente hizo un recorrido por el sector y además de encontrar un gran número de fanáticos degustando una cerveza o una botella de aguardiente halló a comerciantes satisfechos por las cifras que en pesos dejó la jornada.

El balance

Horacio Rivera, administrador del punto de la calle 48 con carrera 34 del bar Dash mencionó que no hay punto de comparación entre el número de clientes que visitan el sitio entre semana a este día.

“La gente empieza a llegar faltando un cuarto para el partido, se llenó todo. Muchos llegan porque hacemos promociones por PIN y Facebook para que la gente vea el partido aquí”, dijo sobre el lugar donde tienen cinco televisores para este tipo de eventos.

Igual dijo Angélica Guacaneme Delgado, administradora del otro punto de Dash de la calle 52 con carrera 34.

Allí generalmente abren las puertas a las 6 p. m. pero este día lo hicieron desde la 1:30 p. m.

“Claro que sí aumentan las ventas, fue muy bueno a pesar de ser entre semana pues la gente se va tipo 8 o 9 p. m. Uno no se imagina que por ser un día hábil de trabajo venga tanta gente, pero eso es próspero para el negocio. Mucha gente nos llama con anterioridad para que le reservemos mesas porque a los 10 minutos de iniciar el partido no hay una sola silla vacía viendo hacia los seis televisores”, explicó.

En otros sitios como Deportivos Carvajal de La Quinta Centro Comercial las camisetas de la Selección Colombia se agotaron temprano. Este día vendieron las únicas 20 que quedaban por el partido del viernes anterior.

Allí las camisetas se vendieron a $145.000 y los ‘manga larga’ a $150.000.

Aunque en las plazoletas de comidas de los centros comerciales se emitió el partido, el aumento no fue muy notorio en cuanto a ventas, tal es el caso de Jarris y Cinnamon de Cacique Centro Comercial, que solo reportaron ese día un aumento del 10%.

Los que sí tuvieron que ver sus sitios vacíos fueron los almacenes de ropa, de zapatos y bancos… bastante solos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.