Menú de categorías

| Mar 7, 2014 | Columnistas

El sistema peatonal urbano de movilidad

GENTE DE CABECERA

GENTE DE CABECERA

Gilberto Camargo Amorocho

La planificación de una ciudad en cuanto a su movilidad debe diseñarse de manera integral, pensando en todos los actores que se desplazan.

El sistema general de esa movilidad, soportado en la teoría de la sostenibilidad, debe tener tres componentes básicos: sistema de movilidad vehicular (autos, transporte masivo y motos), sistema de movilidad peatonal y sistema de movilidad en bicicleta.

Bucaramanga tiene 700 mil habitantes; diariamente, entre motos y automóviles se movilizan 380 mil personas; en buses públicos y privados 230 mil y peatones 90 mil.

Actualmente existe una entidad pública denominada Dirección de Tránsito y Transporte y solo ve la movilidad desde los vehículos, sería bueno cambiarle el nombre y llamarla Dirección de Movilidad Urbana para que su estructura organizacional se ampliara y desde allí se pensara en ciudad, en los dos componentes restantes.

Invito al señor alcalde y a los expertos en tránsito a reflexionar al respecto.

Ya algo se ha hecho en Santiago de Chile en algunos sectores, allí una avenida como la carrera 27 tiene toda la intervención del sistema integral, incluida la garantía ciclista y peatón. Los recorridos se pueden hacer sin interrupciones.

También existe la semaforización para peatones en tramos donde necesariamente no hay cruces de calles, en el caso de Bucaramanga frente a los centros comerciales.

En Nueva York la censura social pesa y es mal visto atravesar una calle a mitad de cuadra. El sistema obliga a los ciudadanos de a pie ir a las esquinas y oprimir el botón respectivo. También hay una campaña con los conductores de automóviles, basado en la prioridad que tiene en un cruce de vías, el peatón o el ciclista.

Es criticable hoy aplicar multas a peatones cuando realmente no hay sistema de movilidad para este actor.

Este tipo de administración pública mejoraría los indicadores de convivencia urbana, los diseños de perfiles de vías y motivaría a la comunidad a aplicar aquel programa académico: Conduzca menos, camine más o use bicicleta.