Menú de categorías

| Nov 4, 2016 | Columnistas

La salud que dan las montañas de Bucaramanga

gilberto-300x225Gilberto Camargo

 

Al visitante le fascina las montañas de Bucaramanga; el Picacho, 3300 msnm; la Cuchilla de Girón, 1400 msnm; Mesa de Ruitoque, 1300 msnm; Mesa de los Santos, 1700 msnm; Alto de los Padres, 1800 msnm; Cerro La Judía, 2700 msnm; por el norte, la Serranía de los Aburridos; 2400 msnm, al sureste; la vereda Granadillo-Piedecuesta, 2000 msnm, y al suroeste, el cerro de los aviones o de Chocoa, 1600 msnm. Hoy son mecanismo para mejorar la salud.

Científicos nos cuentan cómo ir a la montaña cambia la mente y brinda calidad a la vida. “La paz de la naturaleza fluirá dentro de ti como lo hace la luz solar dentro de los árboles. Los vientos soplarán su frescura en vosotros y las tormentas su energía, mientras que los cuidados caerán como hojas de otoño,” John Muir, naturalista e investigador escocés y caminante.

Caminar bosques observando pájaros de colores, olfateando el aroma de los plantíos de Orégano y escuchando la calma de un arroyo, nos conlleva a los siguientes beneficios: 1. Se reduce la negatividad y la obsesión. Lo anterior contrasta con la tendencia del mundo a la urbanización y por ende su relación con depresión y estrés. 2. Salir a la montaña y desconectarnos de la tecnología y el ruido aumenta nuestra capacidad para solucionar problemas de forma creativa, a la vez, baja la fatiga mental y calma la mente. 3. Convivir con la montaña ayuda a mejorar el trastorno por déficit de atención en los niños. 4. Cuerpo y mente están conectados. El ejercicio ayuda a mantener nuestras células nutridas y sanas, el ejercicio aeróbico puede mejorar la memoria y la habilidad cognitiva.

En estudios se encontró que el ejercicio aeróbico incrementa el volumen del hipocampo en las mujeres mayores. El hipocampo es una parte del cerebro asociada a la memoria espacial y episódica. Afortunadamente, el senderismo de montaña es uno de los deportes más fáciles y baratos de practicar.

Por eso decimos, Bucaramanga es afortunada, está rodeado de montañas y senderos copados de salud y de Grupos de Caminantes como facilitadores o guías.