Menú de categorías

| Ene 26, 2018 | Tendencias

¿Mi mascota puede sufrir de depresión?

Para hablar de depresión en las mascotas nos basta referenciar la película ‘Hachiko’, que se basó en la historia real del perro de raza Akita, que no se cansó de esperar a su amo en la estación del tren muriendo años después en ese mismo lugar.

Y para no ir tan lejos, los medios locales registraron hace pocos meses la muerte de una perrita que decidió no comer, después de haber sido abandonada por su amo en las instalaciones del Aeropuerto Palonegro.

Por lo general, hechos como el fallecimiento de uno de los amos, un viaje largo o el mismo abandono pueden deprimir a los animales. Por eso hablamos con el médico veterinario Carlos Sánchez, quien nos explicó algunos de los síntomas que se evidencian en las mascotas a la hora de hablar de depresión y qué métodos pueden ayudar en su recuperación.

Por lo general, cambios de comportamiento como somnolencia o desinterés por jugar (inactividad) y la inapetencia (falta de apetito que genera un daño sistémico al punto de generar la muerte) son parte de las señales. “Como médicos, por lo general nos enfocamos más en la parte patológica que etológica (comportamiento).

Por eso es importante la comunicación con el amo, que nos comente si ha pasado algo en su ambiente, algún factor externo, por ejemplo un viaje del dueño, si la mascota realizaba solo actividades con esa persona que se fue o falleció. A veces es la llegada de un nuevo integrante a la familia, puede ser un bebé o un nuevo perrito, por lo que se debe explicar este tipo de situaciones al médico, para llegar a la causa real”.

Aunque no existe algún tipo de medicamento para tratar la depresión en ellos, el tiempo, la dedicación, el amor, la paciencia y el juego serán fundamentales para su recuperación, pues tal y como lo explica el profesional Sánchez, se requiere captar la atención del animal y distraerlo del detonante de su bajo estado de ánimo.

“La terapia consiste en hacer actividades con ellos, compartir más tiempo para irlos motivando y ajustándolos a un nuevo estilo de vida; por ejemplo, que se ajuste a una nueva persona, a un nuevo hogar”, enfatizó el médico.

 

Causas y posibles abordajes

Un viaje: Para la mascota que tiene un lazo muy fuerte con el amo, un viaje largo representa casi que una muerte. “La presencia del dueño para ellos es fundamental; hay quienes le dan a la mascota una prenda del amo para que los sienta cerca, otros dejan videos, grabaciones con la voz de la persona, con el propósito de brindarles un estado tranquilo”, explicó el veterinario Carlos Sánchez, quien invitó a quien se queda con el animal a apostarle a las caminatas, para que el perro empiece a reconocer que además de su amo hay otra persona que lo ama.

Cambios de hogar: Puede ser traumático para algunos animales cambiar de casa, por eso es importante brindarles tiempo y que entiendan que estarán acompañados, que no los abandonarán. El acompañamiento es clave.

Los gatos también se deprimen: Por lo general hay gatos que tienden a sufrir de mucho estrés y esto se evidencia en cambios de comportamiento, como por ejemplo empezar a orinar en otro lugar al habitual. Hay gatos extremadamente dependientes que incluso pueden entrar en un estado de depresión. Así que el juego, los mimos, estimularlos con objetos que les gusten, les ayudará a salir de su estado.