Menú de categorías

| Jul 12, 2019 | Portada, Tendencias

Mitos y realidades sobre el toxoplasma en los gatos

La experta ofrece algunas recomendaciones para evitar que los felinos adquieran esta enfermedad. - Banco de Imágenes / GENTE DE CABECERA

La experta ofrece algunas recomendaciones para evitar que los felinos adquieran esta enfermedad. – Banco de Imágenes / GENTE DE CABECERA

La toxoplasmosis es un término que se escucha frecuentemente cuando hay presencia de gatos, pero realmente sabemos de qué se trata?, ¿a qué hace referencia’ y ¿cómo se adquiere?.

Es por esto que la revista Gente consultó a la médico veterinaria Laura Sánchez, para hablar sobre los mitos y realidades que se tejen entorno a esta enfermedad, la cual es causada por un parásito intracelular llamado toxoplasma gondii y los gatos son los hospedadores definitivos, principalmente en su intestino. Por lo general se infectan por la ingestión de quistes que están presentes en la carne de animales que ellos cazan.

Según la profesional, la infección presenta signos clínicos como diarrea transitoria, puede afectar órganos como el sistema nervioso central, hígado y pulmones. Además causa anorexia, fiebre, hipotermia, dificultad para respirar, ictericia (coloración amarillenta de la piel y las mucosa) y distensión abdominal.

Lea además: ¿A qué se exponen los gatos cuándo salen a la calle?

Si una gata en gestación adquiere esta infección, podría ser mortal para sus crías, generando uveítis (inflamación de la capa media del ojo), coriorretinitis (enfermedad ocular que se caracteriza por la inflamación de la coroides y la retina), problemas respiratorios y fiebre.

El consumo de roedores es otra de las causas por las que se adquiere la toxoplasmosis.

Los gatos son más susceptibles cuando son portadores de enfermedades virales como leucemia viral felina, inmudeficiencia felina, peritonitis felina o han estado en tratamiento con fármacos inmunosupresores.

Vea también: ¿La alimentación de los gatos está relacionada con su personalidad?

Para diagnosticar la enfermedad se realizan pruebas de PCR (técnica de laboratorio que permite amplificar pequeños fragmentos de ADN para identificar gérmenes microscópicos) con muestras de líquido cefalorraquídeo, sangre, humor acuoso del posible portador.

GENTE DE CABECERA

GENTE DE CABECERA

Cuando el gato contrae la enfermedad elimina los quistes por medio de su materia fecal y esto ocurre de 1 a 2 semanas después de infectado. Solo un pequeño porcentaje de gatos permanece comoportador. “Es por esto que los médicos veterinarios aconsejamos primero realizar controles a los gatos e informarse por su médico veterinario antes de sacarlo a la calle”, señaló la médico veterinaria.

Para prevenir 

-No suministrar carne cruda a los gatos

– Al momento de consumir verduras estén bien lavadas y cocidas, cocinar bien la carne de consumo humano y si se realizan labores de jardinería utilizar guantes y luego una buena limpieza de manos, ya que los jardines son las áreas comunes de los gatos.

– Los areneros de los gatos deben ser limpiados y desinfectados a diario, para prevenir y minimizar los riesgos de contaminación y se aconseja que las mujeres embarazadas no realicen la limpieza de estos.

– Cuando las personas contraen la enfermedad pueden presentar problemas de visión cuando migran de forma errática, además de fiebre y malestar.

– La infección congénita ocurre solo cuando la mujer está expuesta a la infección en los primeros periodos de gestación, para esto los médicos realizarán exámenes con el fin de saber su estado de salud y de ser portadores, se les indicará el tratamiento.

Se deben tener precauciones

«En la clínica diaria es común que los propietarios lleguen con inquietudes acerca de las enfermedades que puede trasmitir el gato o que el médico les prohibe tener un felino, porque pone en riesgo la salud de la mamá gestante. Esta enfermedad es un mito”, manifestó Laura Sánchez, medico veterinaria.