Menú de categorías

| Mar 4, 2011 | Gente de Aquí

La música es una pasión familiar

Fernando acompañado del vocalista Leonardo Martínez y Jhon Alexander Sanabria.

Fernando Sanabria y su agrupación

Hijo de un campesino de Tona que a punta de tinto y Pielrroja sin filtro le sacaba notas a un tiple Fernando Sanabria fue aprendiendo a querer la música.

Bachiller del colegio Santander, a muy corta edad descubrió que iba a pasar su vida tocando, aprendiendo y enseñando notas musicales.

Hoy, muchos años después, evoca con nostalgia aquellas vivencias y reconoce que la música le ha dado todo: esposa, hijos, vida.

Esa es la historia de Fernando, a quien todos conocen como ‘El Gato’ Sanabria, un hombre muy santandereano, abierto, descomplicado, que ama lo que hace y vive para ello.

Su formación artística se fue tallando de la mano de su padre y luego a través de reconocidos artistas de la región.

Siendo apenas un adolescente decidió entrar al Dicas donde estudió gramática musical con los maestros Carlos Peña y Leonardo Gómez Silva.

Arrancó tocando tiple y guitarra, para luego coger la bandola y enriquecer su repertorio que hoy lo tiene como uno de los más versátiles intérpretes de la ciudad.

Su afán por aprender más y más lo llevó a Bogotá, donde estudió violín y viola con Ernesto Díaz Méndez y Ruth Lamprea Baracaldo.

El Gato tiene el honor de haber sido integrante de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Colombia y de haber estudiado violín con Gabriel Hernández y Jaime Guillén Guillén.

En 1974 regresó a su Bucaramanga querida para hacer parte de la Rondalla Bumanguesa del maestro Alfonso Guerrero, y conformar tríos como el del Arpa de Oro. Además, fue fundador del primer mariachi de la ciudad: el Tapatío.

La docencia también ha sido parte de su vida. Por eso Fernando se ha desempeñado como profesor de la Escuela Normal, del Politécnico y de algunas universidades, lo que le ha permitido transmitir a las nuevas generaciones parte de esa cultura musical que lleva en su sangre.

Fue director del programa departamental de bandas de los municipios y hace 15 años trabaja con sus hijos: John Alex (piano), Juan Sebastián (violín), Diego (sintetizador) y además con Leonardo Martínez (cantante tenor) y Alexandra (voz soprano).

Hoy ‘El Gato’ Sanabria hace presencia en los más importantes eventos de la ciudad, deleitado a los asistentes con sus magistrales interpretaciones.

Un violín, un saxofón y un piano, acompañados de una guitarra, hacen parte de la propuesta de Fernando, sus hijos y su grupo que tienen la capacidad de tocar música clásica, religiosa, colombiana, pasando por baladas, hasta temas bailables.

Escuchar sus interpretaciones es transportarse a diversos escenarios del mundo acompañado por hermosas melodías según la ocasión.

Con sus instrumentos y su gran talento, Fernando ha recorrido diferentes espacios de la ciudad y de Colombia.

El sonido clásico de su violín es infaltable en reuniones sociales o eventos protocolarios, lo mismo que su interpretación de música colombiana que acompaña cenas y reuniones familiares.

Son casi cuarenta años los que lleva Fernando el Gato Sanabria alegrando los corazones de miles de familias santandereanas, lo que lo convierten en un referente musical de la ciudad.

Dato

En la página www.elgatosanabria.com se puede apreciar el talento de este santandereano residente en El Prado.

Comentarios

  1. Gracias por publicar, la información es muy interesante.