Menú de categorías

| Nov 4, 2011 | Gente de Aquí

El artista Felipe Martínez Villalba retorna a su querida Bucaramanga

Felipe Martínez Villalba también confesó su gusto por el teatro y el diseño de escenarios.

Felipe Martínez Villalba también confesó su gusto por el teatro y el diseño de escenarios.

Felipe Martínez Villalba retorna a su tierra para demostrar de qué está hecho.

El joven de 24 años es hoy una insignia del arte para esta ciudad y así muestra en su exposición ‘Visiones de ciudad’ que tendrá abierta la Cámara de Comercio de Bucaramanga, CCB, desde el 3 hasta el 7 de noviembre.

Su figuración hace parte del programa ‘Nuevos Talentos’ que tiene la CCB desde inicios del año.

Pero más que eso, su reciente llegada a su tierra natal se precisa con parte de la práctica de sus estudios de Artes en el Central Saint Martins, en Londres.

Allí, el ex alumno del colegio La Quinta del Puente y egresado del colegio San Pedro, quiso darle continuidad a lo que para él es la publicidad.

“… Porque la publicidad se generó con base al arte, sencillamente por eso”, expresó el también graduado en Publicidad, de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, en Bogotá.

Dos años después de haber partido a Londres, Felipe es consciente de que apenas da sus primeros pasos como artista, sin embargo confía en que puede dar más y más.

Es un talento que enmaraña a su familia, cuna de la gastronomía en la ciudad, pues es hijo de Jairo Martínez Villalba y Piedad Helena Beltrán, distinguidos por su marca de restaurantes en Bucaramanga.

“Mi hermano es gastrónomo, es un creativo en la cocina, es Nicolás Martínez Villalba. Precisamente él va a hacer una exhibición de bebidas creativas el 3 de noviembre, en la apertura de la muestra mía”, detalló el artista.

La exposición de 16 piezas estará abierta hasta el 7 de noviembre.

La exposición de 16 piezas estará abierta hasta el 7 de noviembre.

‘Visiones de la ciudad’

Con esta exposición de 16 piezas, el artista pretende buscar otro tipo de ciudades imaginarias y cambiar el concepto creado que se tiene de ciudad, diferente a edificios y personas.

Al contrario, su trabajo involucra la ciencia y los materiales y la manera como estos se aplican a la ciudad, por eso usa algunos como arena, plástico y pintura.

“Con esto los invitamos a crear una nueva propuesta del arte, fuera de la pintura y a darnos cuenta cómo la pintura puede llegar a transformarse en otros objetos. El arte no es solo para apreciar sino para aprender por representaciones visuales”.

Terminada esta muestra, Felipe continúa con otra en la Cámara de Comercio de Bogotá, del 8 de noviembre al 9 de diciembre.

“Volví a Bucaramanga porque la tierra siempre llama, es lo primero que salta de un artista, de dónde somos, y eso se nota en el manejo de los colores y de la imagen”.