Menú de categorías

| Dic 23, 2011 | Columnistas

Navidad saludable y sostenible

Gilberto Camargo Amorocho. columnista de GENTE

Gilberto Camargo Amorocho

La salud y sus últimas definiciones: La Organización Mundial de la Salud dice: “Es un completo estado de bienestar físico, psíquico y social transitorio, y no sólo la ausencia de enfermedad”.

Esta época nos medirá hasta dónde esas definiciones aplican en los bumangueses y saber si hay cultura en estilos de vida saludable.

Los navidólogos son crudos en cifras: En la economía hogareña, se aumenta el consumo y egreso por dinero, en especial el plástico, dicen que no hay peor cultivo de deudas que un borracho con tarjeta de crédito.

En Navidad se dice que una persona aumenta de 3 a 5 kilos a causa de la abundancia de calorías de las comidas familiares y sociales, por ende aumenta el ‘papá sedentarismo’, con sus hijos y nietos que lo escoltan: tabaquismo, alcoholismo, hipertensión, estreñimiento y todo lo demás.

A esto se le agrega el trasnocho, es una época donde los umbrales de tolerancia se disparan, las mezclas de licor y gasolina aumentan los indicadores por morbi-mortalidad en las centrales de urgencias de IPS o Medicina Legal… además del trancón, a la movilidad se le agrega más peligro.

Otros datos, la depresión aumenta, cierto pero increíble y en una época donde se pregona la alegría.

En lo ambiental se triplica la producción de residuos y contaminación de ríos o atractivos naturales.

Por todo lo anterior invito a tener mucha prudencia y bajar indicadores en salud curativa, son fechas de reencuentros, nostalgia, buena comunicación, oración y reflexión.

Es mejor llegar a enero y resto de 2012 bien sanos, con la familia completa y con mejoras de los indicadores de calidad de vida.

Por: Gilberto Camargo Amorocho.