Menú de categorías

| Ago 17, 2012 | Punto de Vista

Siguen los buenos ejemplos

FABIO EDUARDO PEÑA G. / EDITOR GENTE

FABIO EDUARDO PEÑA G. / EDITOR GENTE

Hace unas semanas comentábamos el buen ejemplo dado por la administración y trabajadores del conjunto residencial La Florida, del sector de la paralela oriental entre Lechesán y Provenza, que decidieron hacerle limpieza a las bases del puente peatonal allí ubicado que apestaba por la invasión de afiches.

Esta vez el turno fue para los vecinos del barrio Conucos, quienes ante el mal estado de los murales de su entorno decidieron ponerse manos a la obra y plasmar en ellos unas bellas imágenes.

Estos dos ejemplos sirven para ilustrar que no siempre las malas costumbres son las que priman, que hay gente y vecinos del barrio que quieren a su ciudad y que la cuidan.

Al igual que ellos hay miles de personas que realizan labores en beneficio de su sector y que merecen ser reconocidas y aplaudidas.

Son ejemplos de buenos ciudadanos que pasan por encima de la desidia que muchas veces acompaña al sector oficial o que, por simple iniciativa propia ponen su granito de arena para hacer de la ciudad un lugar más acogedor.

No siempre se necesita hacer grandes o costosas inversiones; simplemente con buena actitud y voluntad se logran hechos positivos como estos que hemos visto en los últimos días.

Este tipo de acciones deben alentar a toda la comunidad a pensar en el cuidado del entorno, de los símbolos de la ciudad, de los parques, de las calles, de los bienes públicos y no dejar todo en manos del gobierno.