Menú de categorías

| Oct 5, 2012 | Histórico

Con bazares y rifas se construyó templo del Espíritu Santo

La parroquia se empezó a construir desde 1970. ( Fotos Nelson Díaz )

La parroquia se empezó a construir desde 1970.
( Fotos Nelson Díaz )

Una eucaristía al aire libre, a las 10 a. m. en un pequeño parque de la carrera 47 con calle 56, con la mesa y el mantel de feligreses, permitieron a residentes de Terrazas y La Floresta aspirar a tener su propia parroquia.

Así fue como en 1970, con una celebración presidida por Monseñor Isaías Duarte Cancino (q.e.p.d.), se empezaron a hacer los primeros trazos de lo que hoy es la parroquia del Espíritu Santo.

De aquellos fundadores no quedan muchos y la memoria de algunos empieza a cobrarles el costo de sus años.

De acuerdo con testimonios de algunos de ellos, Gente de Cabecera reconstruye hoy el proceso de edificación de este centro parroquial que reúne a varios barrios de la comuna 12.

“… Y así fue que entre todos ayudamos”

Inés de Serrano, una ferviente colaboradora del Espíritu Santo, recuerda que para antes de 1970 no tenían un templo y dependían de la parroquia del Divino Niño.

“Un día llegó el Padre Isaías y se presentó. Nos dijo que necesitaba que los feligreses le colaboráramos para construir una parroquia en este sector”.

Así se veía el templo en 1980. (Archivo Vanguardia Liberal).

Así se veía el templo en 1980. (Archivo Vanguardia Liberal).

Entonces unida a su esposo Humberto Serrano trabajó en un principio con Pacho Rivera y Josefina, su esposa.

Recibían la visita del sacerdote todas las noches para planear qué hacer para elevar el templo y los exhortaba para ayudarle.

Aunque apenas con 11 años, sus hijos Fernando y Édgar también pusieron su grano de arena, pues colaboraban como acólitos en esas primeras celebraciones en el sector.

Entonces apareció el buen corazón que donó el lote en el que hoy está construida la parroquia: Urbanas S.A.

“Cuando ya se tenía claro todo y empezamos a hacer actividades se unieron más familias, recuerdo a algunas como los Gómez Tarazona, los Santamaría Sarmiento, Gamboa Cabeza, Moreno… en fin, fueron varios colaboradores de los bazares y rifas, porque fue a punta de eso que entre todos construimos la parroquia”, mencionó doña Inés, residente de La Floresta y quien para esa época vivía en la carrera 46 con calle 54.

El lote donde se edificó el templo incluye el espacio en el que hoy hay una cancha de baloncesto.

“Ese lote lo tomaron como campo de baloncesto, pero eso Urbanas lo dio como parqueadero. Ahí sin embargo parquea la gente. Es bueno destacar que ahora los jugadores respetan más las horas de las misas porque hubo un tiempo en el que no les importaba gritar y jugar mientras estábamos en plena Eucaristía”, añadió.

Desde un principio se dijo que esta parroquia estaría compuesta por los barrios Terrazas, Pan de Azúcar, Altos de Pan de Azúcar, La Floresta, Los Cedros y El Jardín… y así se mantiene.

Doña Inés de Serrano nos contó parte de la historia de construcción de la iglesia del sector.

Doña Inés de Serrano nos contó parte de la historia de construcción de la iglesia del sector.

Mientras continuaban las obras el padre Isaías compró una casa en la carrera 45 entre calles 56 y 57 donde funcionaba la casa cural, pero el apogeo del catolicismo en los años 70 fue tal que se tuvo que pensar en algo más amplio.

Fue entonces cuando el sacerdote Jesús María Prada, bastante mayor, y siguiente párroco vendió la casa cural y pagó arriendo en otra vivienda de la carrera 45, la primera casa entrando, cerca al CAI.

“Con el dinero de la propiedad vendida y de su bolsillo se construyó la casa cural actual, la de la avenida El Jardín y contigua al templo. Él fue buen párroco, muy espiritual, todo mundo le hacía caso y todos lo respetaban”.

La salida del Padre Prada fue pronta pues su estado de salud desmejoraba con la llegada de los años. Entonces fueron llegando más sacerdotes quienes continuaban con obras de ampliación del templo y demás, “algunos de ellos fueron Felícito Duarte, entusiasta y quien hizo varios bazares; Ignacio Parra Forrodona quien la embelleció más, Miguel Ángel Barrera, Jaime Serrano y el actual, el padre Germán Antonio Suárez Rondón.

Extensión a Pan de Azúcar

La capilla de Pan de Azúcar bajos pertenece a la parroquia del Espíritu Santo. (Suministrada Efraín Sánchez)

La capilla de Pan de Azúcar bajos pertenece a la parroquia del Espíritu Santo. (Suministrada Efraín Sánchez)

La fe católica del sector se propagó con el tiempo a Pan de Azúcar.

La falta de transporte y de un sitio cercano para celebrar la Eucaristía hizo que feligreses tomaran la iniciativa.

Liderados por Efraín Sánchez y su esposa Flor Elba Orduz de Sánchez le solicitaron al Padre Isaías Duarte Cancino celebrar una Eucaristía en Pan de Azúcar bajos.

En un antejardín, en la cancha y en varias calles donde se hicieron las primeras misas del sector.

Pero las ganas de tener lo propio seguía y con el tiempo fueron empleando el salón comunal como un pequeño templo.

“Tanto que hoy en día tenemos el Santísimo, un equipo de sonido con tres micrófonos, lámparas, ambón, sillas, libros, ornamentos… todo propio. Lo que iban dejando en el Espíritu Santo lo traíamos par acá, pero aquí también empezamos desde cero”, contó don Efraín.

Hoy los residentes de este barrio y de Los Cedros cuentan con una eucaristía dominical a las 11:30 a. m., repartición de la Comunión a los enfermos cuando las familias lo requieran y todos los días rezan el Rosario allí, en su capilla u oratorio de Pan de Azúcar, como le llaman todos.

42 años después

Recientemente se reunieron feligreses a recopilar la historia de la parroquia.(Hernando Galeano).

Recientemente se reunieron feligreses a recopilar la historia de la parroquia.(Hernando Galeano).

Con varias actividades durante el año la parroquia celebra sus 42 años de vida.

Una de estas fue en agosto cuando convocados por María Soledad Gómez, incansable colaboradora de la parroquia, se reunieron algunos feligreses para recordar los mejores momentos de pastoral de los últimos años.

Con unas coplas en las que recopilan parte de la historia parroquial, los devotos hicieron más ameno este encuentro.

Coplas

Bien atento a sus ovejas e inspirado de lo alto, Monseñor Héctor erigió la parroquia el Espíritu Santo.

Fue por los años setenta cuando los vecinos de Terrazas querían una Iglesia tener más cerquita de sus casas.

Al Padre Isaías Duarte le dieron allí el trabajo del reino de Dios extender, alegre y sin un atajo.

Con la venta de fritanga de muy dedicados fieles se empezaron pronto a reunir así los primeros bienes

Se iban hasta Girón ya muy bien de madrugada Lucila Rey, los Cubillos y los esposos Ferrada.

Poniendo de su platica compraban y así traían aquello que más gustara, y con acierto vendían.

De buena fuente supimos que familias generosas sus servicios prestaron siempre felices y muy gustosas.

Los Uribe, Novoa, Ahafer, Arias, Oviedo, Mera, Cubillos y López Serranos, Alvernia, Rey, Plata Mancera, Ferrada y Gómez.

La primera piedra del templo en Terrazas se colocó y después de algunos meses por El Jardín resultó.

Ese lote en que hoy está Caledonia construido, fue el que Puyana donó paren pues bien el oído

Los tres primeros bautizos bendiciendo sendas vidas quedaron bien registrados en los libros de partidas

La primera niña fue Ruth, Esperanza Celeste, siguió Eduardo Rosales Núñez, quien como el tercero que quedó

En el mes de septiembre empezaron los matrimonios a darse por más de que no hubiera techo aquí querían casarse

Perdonen los protagonistas que de esta historia no nombramos pero la idea es seguir y con ustedes contamos…

Según el Decreto No. 358 del 17 de marzo de 1970, el templo se empezó a llamar parroquia del Espíritu Santo.

Recuerde…

Monseñor Isaías Duarte Cancino inició con la idea de construir el templo, fue así su primer párroco. ( Foto Tomada de Internet )

Monseñor Isaías Duarte Cancino inició con la idea de construir el templo, fue así su primer párroco.

Monseñor Isaías Duarte Cancino nació en San Gil el 15 de febrero de 1939. Estudió Filosofía en el Seminario de Pamplona, Teología en Roma y licenciatura en Teología Sogmática en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Recibió la ordenación sacerdotal en Roma el 1 de diciembre de 1963 e inició su labor pastoral en varias parroquias de Bucaramanga, entre ellas la del Espíritu Santo y la Catedral de la Sagrada.

El 10 de abril de 1985 fue nombrado obispo titular de Germania de Numidia y Auxiliar de Bucaramanga y fue consagrado el 17 de junio siguiente.

Fue obispo de la Diócesis de Apartadó, en el Urabá antioqueño, y arzobispo de la Arquidiócesis de Cali.

Su muerte fue dolorosa para quienes lo conocían pues fue asesinado de varios disparos el 17 de marzo de 2002 en el distrito de Aguablanca, Valle del Cauca.

Comentarios

  1. jorge otero quintero dice:

    Felicitaciones a todos los fundadores de la parroquia del Espiritu Santo,Especialmente a todos los sacerdotes que la han pastoreado,que Dios los bendiga y a los actuales discipulos Misioneros del Espiritu Santo, de la parroquia muchas bendiciones y mucha unidad en la caridad para que el mundo crea, felicitaciones desde valencia España.

    Jorge Alberto Otero
    Misionero de Familia