Menú de categorías

| Nov 23, 2012 | Gente de Aquí

Un lugar donde el amor y la comida alcanza para muchos

El comedor escolar es uno de los programas bandera de Fundafuturo.

El comedor escolar es uno de los programas bandera de Fundafuturo. (Suministradas Édgar Serrano).

El corazón de Édgar Fernando Serrano Plata alcanza para darle afecto y alimento a 240 niños de escasos recursos económicos de la ciudad.

Aunque no lo hace solo pues cuenta con la colaboración y aporte económico de otras 11 personas voluntarias, es él quien está al frente de la fundación Niños para el Futuro, Fundafuturo.

El centro de operación de sus accionar social está en el barrio El Cristal, parte baja de Provenza y que colinda con otros asentamientos como Brisas de Provenza y Luz de Salvación.

Jornadas de asistencia lúdica y educativa, y constantes brigadas de salud hacen parte del programa que nació el 25 de septiembre de 2010 y que hoy está legalmente suscrito a la Cámara de Comercio de Bucaramanga como una entidad sin ánimo de lucro.

Pero quizá uno de los fuertes de su labor diaria con los niños desfavorecidos es el comedor escolar Javier Torres Cartagena.

En la fundación también se les brinda asesoría en las tareas escolares a los menores.

En la fundación también se les brinda asesoría en las tareas escolares a los menores.

Allí llegan a diario 240 menores de los cuales a 105 se les brinda un desayuno nutritivo y gratuito, y a otros 135 se les proporciona almuerzo que tiene un costo por semana de $3.000

“Van a almorzar y luego a hacer sus tareas. Allí les prestamos los computadores para que investiguen y realicen tareas en Internet. No tiene ningún costo usarlos ni imprimir nada. Lo más importante es que si el niño o la niña estudia puede pertenecer a la fundación y con esto se incentiva a no dejar de asistir a las aulas”, comentó Édgar Fernando.

El programa cuenta con un Plan Padrino que permite que quienes quieran aportar a esta causa lo hagan con $20.000 mensuales.

“Los invito a que vengan, conozcan a los niños y se dejen contagiar de esta vocación de servicio que generan la sonrisa de estos pequeños. Personalmente se siente feliz de pertenecer a esta obra”, concluyó.

Para Fundafuturo es primordial que los niños estén estudiando.

Para Fundafuturo es primordial que los niños estén estudiando.

Édgar Fernando decidió bautizar el comedor con el nombre del odontólogo Javier Torres Cartagena, quien fue una de las primeras personas que aportó incondicionalmente en este proyecto social.

Fiesta navideña

Desde ya Fundafuturo se prepara para darles la mejor Navidad a los niños de El Cristal y sus alrededores, por eso el sábado 22 de diciembre tendrán una fiesta y entrega de regalos.

Contacto

Si usted desea hacer parte de este proyecto solidario puede llamar al 6318855 o al 6313395 donde se le brindará mayor información.

Comentarios

  1. Adrián Silva dice:

    Excelente labor de Edgar Fernando; Javier Torres Cartagena, en la década de los 90’s, era un mechudo amante del vallenato que pasó por la radio y luego con su gran voz grabó un par de álbumes de música vallenata; que buen corazón el de este odontólogo, un ejemplo a seguir por mas de uno por ahí.