Menú de categorías

| May 11, 2012 | Gente de Aquí

María Piedad, una madre enamorada de la educación

El curso tendrá lugar del 14 de mayo al 7 de junio en el Instituto Golda Meir de la ciudad de Haifa, Israel.

El curso tendrá lugar del 14 de mayo al 7 de junio en el Instituto Golda Meir de la ciudad de Haifa, Israel.

Una docente de la Unab recibió por adelantado el regalo del Día de la Madre. Gente de Cabecera la destacada por su trabajo en la docencia y como madre.

Esta será la primera vez que María Piedad Acuña Agudelo se separe de los tres hombres que llenan su vida: Isaías Ordoñez, su esposo, Juan Sebastián y Cristóbal Andrés, sus dos hijos.

A pesar de la inevitable tristeza que los embarga también están muy emocionados pues María Piedad es una de las dos colombianas seleccionadas para participar en el curso Internacional Ciencia y Medio Ambiente en el marco de la Educación Preescolar.

“El gobierno de Israel está interesado en intercambiar experiencias y conocimientos debido a que como tienen varios Premios Nobel les interesa ponerse a servicio de la comunidad y al mismo tiempo conocer cuál es el manejo que se le da al tema en países de América Latina” afirma María Piedad.

Por tal motivo, la convocatoria se realizó para los países de la región y seleccionaron a 26 personas de Perú, Chile, Costa Rica, México, Argentina, Guatemala, Paraguay, Uruguay, Ecuador, Republica Dominicana y Ecuador. La otra colombiana es bogotana.

Educadora por herencia

No fue raro que María Piedad fuera una docente consumada pues se puede decir que es una tradición familiar.

Su madre, su abuela y sus hermanas también están dedicadas a esta labor que ella considera vital para el desarrollo de la sociedad.

Por eso se hizo licenciada en biología, realizó una maestría en educación y en la actualidad trabaja como docente de la Unab en la Facultad de Educación en el programa de Licenciatura en Educación Preescolar.

Y a pesar de que la educación es su vocación, no olvida su papel de madre que disfruta de igual manera.

“A veces no es fácil combinar las tareas del hogar y las del trabajo, pero lo importante es que ambos, papá y mamá, podamos darles calidad de tiempo, estar pendientes de ellos y preguntarles siempre cómo les fue”.

Por eso, la fecha del Día de la Madre es muy especial, aunque en esta ocasión no la podrá disfrutar cerca de ellos.

“Tengo dos maravillosos hijos y un maravilloso esposo que me consienten mucho. Para esta fecha como saben que me gustan las flores usualmente mi esposo me manda unas y siempre intenta que mis hijos tengan algún detalle”.